Loguito
SosSexo » Ponte como quieras!» ¿Por qué el hombre utiliza varias posturas?
»
Posiciones sexuales (Penetración vaginal) » Mujer encima del Hombre » Hombre penetrando por detrás » Hombre encima de la mujer » Coito lateral » Coito sentado »Coito de pie
»
Embarazo: Posiciones durante el embarazo.
»
Posiciones Avanzadas »Tipos de penetración

Anatomia
Conociendonos
Consejos
Historia del sexo
Sexo & Salud
Técnica & Estilo


VISITA NUESTRO SITIO AMIGO: El Pene en Info-Pene.com

Tamaņo del Pene

Alargamiento del Pene

La Masturbacion

Posiciones Sexuales

Eyaculacion Precoz

Problemas del Pene

Sexo Oral

Sexo Anal

Faq:

»¿Una mala postura se asocia con dolor?
»
¿Hay alguna que represente riesgo?
»
¿Hay alguna posición preferida para el hombre y para la mujer?
»
¿Existe la postura ideal?

 

Posiciones para embarazadas

Hay muchos mitos que hablan sobre los motivos por los cuales una mujer no debe tener relaciones sexuales durante el embarazo, puede contraer una infección, afectar al producto, afectar a ellas, hay quienes dicen que es antihigiénico o su panza no permite las relaciones. Pero la verdad es que debido a los cambios físicos que se presentan en esta etapa, el sexo se vuelve más placentero en todos los sentidos. Además no hacen sufrir de abstinencia a su pareja y se olvidan de los anticonceptivos por un tiempo.

Durante el embarazo, la mujer logra el estímulo rápidamente debido al alto nivel de hormonas circulantes, y la total excitación sexual se alcanza en menos tiempo, que cuando no hay embarazo. Muchas partes del cuerpo como los senos, pezones y órganos genitales son más sensibles debido al desarrollo considerable de los órganos reproductores que se vuelven más susceptibles a la excitación que antes. En el caso de la vagina, aumentan las secreciones y se inflama provocando la intensificación del placer sexual.

Durante el primer y tercer trimestre tiende a perderse un poco el libido, lo cual puede ser consecuencia de la mayor actividad hormonal al comienzo del embarazo, la sensación de nausea y fatiga, y el gran volumen corporal hacia el final del mismo. Aunque no se sientan deseos de hacer el amor, lo cual ocurre en varias parejas, se pueden buscar diferentes formas de proporcionarse placer sexual.

No existe ninguna razón médica para evitar las relaciones sexuales plenas durante todo el embarazo, ya que el útero está completamente sellado por el tapón de mucosidad. Pero es necesario una higiene absoluta, un cuidado especial en el momento del acto sexual y evitar penetrar demasiado. Además como la fidelidad como factor esencial y procurar que no sea un ejercicio duro.

Las relaciones sexuales durante el embarazo son benéficas para el cuerpo, ya que el orgasmo ejercita los músculos uterinos aunque esto puede producir contracciones cuando el embarazo ya está avanzado. No obstante, duran estas contracciones pocos minutos. Además que se tomará mayor conciencia de los músculos del piso de la pelvis.

Hay que recordar que el bebé está bien protegido dentro de un saco de líquido, y no pueden producirse infecciones. Tampoco sufrirá de aplastamiento, pues el saco de líquido amniótico es un excelente amortiguador. Y una vez que el feto esté firmemente adherido al útero de su madre no habrá forma de que las relaciones sexuales ocasionen algún problema.

Se debe de abstener de las relaciones sexuales si se presenta hemorragia, si se han tenido abortos espontáneos anteriormente o si se rompe la bolsa ya que podría haber infección.

Las posiciones que se recomiendan durante esta etapa son las siguientes:

La mujer debe de darle la espalda a su pareja, con las rodillas flexionadas y el torax extendido hacia delante, de igual forma el hombre debe de estar atrás. También pueden de estar recostados de lado. Otra opción es que la mujer se siente frente a él sobre sus piernas, es importante decir que él debe de estar sentado.

El mayor volumen del abdomen y la sensibilidad de los senos pueden hacer incómoda las posiciones convencionales para hacer el amor; se deben de ensayar otras posiciones pidiéndole a la pareja que no penetre demasiado.

Los cambios corporales que se producen en este periodo pueden hacer que el coito sea más cómodo en determinadas posturas. Durante los primeros meses, normalmente no hay que alterar la forma de hacer el amor, aunque si ha existido un aborto previo, se debe evitar la penetración profunda. En los meses intermedios y al final de la gestación, cuando el vientre de la mujer ya se ha agrandado es interesante adoptar las siguientes posturas:

· Penetración desde atrás- Con sus diferentes variantes, son las posturas donde menos estorba el vientre de la mujer.
· Penetración de lado- Tumbados y de lado, la mujer tendrán mucha facilidad para maniobrar.
· Cara a cara- Con la mujer sentada sobre su compañero, es una postura muy cómoda para ambos, donde la mujer puede controlar por sí misma el alcance de la penetración si hubiera alguna molestia.
· Angulo recto

Es posible que después del parto se produzcan irregularidades en la vida sexual de la pareja. Muchas mujeres sufren de anemia, fatiga extrema o depresión después de dar a luz, lo que disminuye el deseo sexual. En el parto pueden producirse heridas o cambios hormonales. En las primeras semanas o hasta meses, después del parto, una mujer puede dedicarse por completo a su nuevo bebé y agotar sus energías maternales en atenderlo, pasando noches sin dormir. Queda muy poca energía para lo demás, incluído el sexo.

Las relaciones durante el embarazo son muy importantes en todos los sentidos. Por lo regular el hombre suele separarse sexualmente de su pareja por temor a lastimarla, pero dados los antecedentes, se puede continuar hasta con el mismo ritmo siempre y cuando se desee.

Por otro lado, las mujeres suelen separarse sexualmente por temor a que no excite su cuerpo a su pareja, pero un cuerpo embarazado es de igual forma sensual que uno que no lo está. Es por eso que se debe de seguir con sexo todos los días con todo y embarazo.

El alumbramiento también afecta a los hombres. Mientras que algunos son felices al presenciar el nacimiento, a otros les afecta tanto la experiencia, en especial si se ha practicado una cesárea o una episotomía, que se autoprohíben el sexo para evitar que su pareja tenga que pasar otra vez por lo mismo.